Municipio exige a @DPMChile la devolución de 670 millones de pesos PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por MR   
Lunes 26 de Junio de 2017 03:44

Por Eduardo Bruna9 Mayo, 2017

 

Una acuciosa investigación llevada a cabo por la concejala Verónica Sánchez, que tuvo acceso a más de 200 facturas, deja en claro que los aportes de la municipalidad portomontina para desarrollar el Fútbol Joven de la institución “salmonera” fueron ocupados en cualquier cosa, menos para el fin al que supuestamente estaban destinados.

 

Mostrando Deportes-Puerto-Montt-2016.jpg

 

 


 

 

 

Con la votación unánime del Concejo Municipal, el municipio de Puerto Montt, encabezado por su alcalde, Gervoy Paredes, exigirá al club de la ciudad –Deportes Puerto Montt- la devolución a la brevedad posible, de 670 millones de pesos que a su juicio han sido malversados reiteradamente por las últimas cinco dirigencias de la entidad “salmonera”.

 

La decisión el Concejo Municipal la adoptó en forma unánime, es decir, por la votación a favor del alcalde Paredes y los diez concejales que lo integran.

 

La extraña desaparición de 500 mil dólares entregados por la ANFP al club a comienzos de 2013, la realización a comienzos de este año de una elección absolutamente fraudulenta y que culminó con la reelección del timonel Julio Aguilar, la multa de 100 UF aplicada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por la no entrega de balances, entre otros argumentos, llevaron a Verónica Sánchez, concejala, a investigar más de 200 facturas emitidas por la dirigencia de Deportes Puerto Montt entre los años 2014 y 2016 para justificar el gasto de aportes de la Municipalidad al club y el resultado fue devastador: los dineros nunca fueron destinados al fin para el que supuestamente estaban dirigidos, es decir, el Fútbol Joven del club deportivo de la ciudad.

 

El alcalde Paredes, harto ya de que los ingentes recursos entregados para la promoción y desarrollo de las series menores de la institución fueran dedicados a otros fines, no sólo respaldó la investigación de Verónica Sánchez, sino que la alentó, poniendo a su disposición toda la documentación que fuera necesaria para el total esclarecimiento de los hechos.

 

Una factura, sobre todo, llamó la atención de la concejala Sánchez. Más aún luego que el documento, en poder de El Agora, fuera exhibido como clara muestra de flagrante irregularidad: la factura, que data de abril del año pasado (2016), corresponde a un documento de la aerolínea Latam mediante la cual el club “salmonero” pretendió justificar el gasto de poco más de 4 millones de pesos con pasajes Santiago-Puerto Montt-Santiago para una delegación de 26 personas del Fútbol Joven de la institución.

 

Sin embargo, como el campeonato de las series menores para abaratar costos es regionalizado, Deportes Puerto Montt sólo compite entre su ciudad y Concepción hacia el norte, por lo que un supuesto traslado a la capital no tiene ninguna justificación.

 

Los nombres de los viajeros, por cierto, no aparecen en la factura propiamente tal. Sus identidades sólo figuran en un documento adjunto, con membrete, timbre y firma del gerente, que el club sumó luego a la factura para pasarle gato por liebre al municipio.

 

Por la fecha, se cree que en realidad los viajeros fueron los integrantes del primer equipo, que por esos días debió enfrentar a Everton en el estadio Sausalito.

 

Como se ve, una maniobra tan burda como desembozada.

 

Por cierto, no fue ese el único gatillante de la investigación llevada a cabo por la concejala Sánchez.

 

Ocurre que un talentoso chico de las series menores portomontinas sufrió jugando una lesión invalidante en su espalda y, como es normal, la madre del muchacho, Gladys Ampuero, concurrió a la secretaría “salmonera” a solicitar el apoyo y la ayuda correspondiente para el largo y costoso tratamiento que sigue llevando a cabo el lesionado en la capital. ¿La respuesta del club? Que para eso no hay plata.

 

Cuando la señora Gladys perdió los estribos ante tal muestra de indolencia, y les enrostró a los dirigentes que cómo era posible que al final de cuentas las series menores las financiaran en gran medida los propios padres, pagando incluso ellos de su propio bolsillo los “derechos federativos” de los chicos, Alex Rojas, el gerente de Deportes Puerto Montt, le respondió con todas sus letras: “Señora, las platas que llegan al club, tanto del municipio como del Canal del Fútbol y otros, malamente cubren los costos del primer equipo, por lo que no podemos ir en su ayuda aunque quisiéramos”.

 

El audio de esa discusión está en poder del fiscal Carlos Gajardo, que la adjuntó a la carpeta del proceso que investiga las muchas irregularidades denunciadas por distintos actores respecto del fútbol profesional.

 

Para mala suerte del club “salmonero”, Gladys Ampuero es secretaria de la concejala Verónica Sánchez.

 

A la vista de los resultados que entregó esta investigación, sin embargo, no son pocos los concejales portomontinos que estarían por ampliarla a años precedentes. Específicamente, desde 2012 en adelante. Sobre todo porque fue en ese período que el medio millón de dólares que le correspondieron a Deportes Puerto Montt del reparto de 16 millones de dólares, decididos por el directorio de Jadue, desaparecieron en el más profundo de los misterios.

 

El resultado de esta auditoría pone en tela de juicio a quien aún –pese a todo- actúa como presidente de Deportes Puerto Montt: Julio Aguilar; sin embargo, también salpica a Patricio Corominas, presidente de la institución que debió haber recibido los 500 mil dólares que según él al club nunca llegaron, y que figura como imputado en la investigación que lleva a cabo el fiscal Gajardo.

 

La decisión municipal, de exigir la devolución de esos 670 millones de pesos malversados por los sucesivos directorios de Deportes Puerto Montt sin duda dejan al club en una posición económica aún más angustiante que la que ya vive.

 

Obligado abusivamente por la ANFP a pagar aproximadamente 2 millones de dólares por el derecho a volver a militar en la Primera B, el club “salmonero” hace agua por todos lados.

 

Se dice que los recursos que el club recibe del Canal del Fútbol están hipotecados hasta septiembre y, como si todo ello fuera poco, Deportes Puerto Montt, que no ha pagado un peso por el arriendo del Estadio Chinquihue en los últimos tres años, tampoco lo ha hecho por el arriendo de su sede, ambos recintos de propiedad municipal.

 

Vista esa realidad, ¿de qué forma podría la municipalidad conseguir la devolución de los dineros malversados que ahora reclama?

 

Un concejal, que pidió reserva de su nombre, señaló que “ese es problema de Deportes Puerto Montt, no nuestro. El municipio, y eso lo dejó muy en claro el alcalde Paredes, está obligado a buscar todos los caminos que lleven a la devolución de esa plata, porque nosotros no nos mandamos solos. Estamos sujetos a controles superiores y está muy bien que así sea”.

 

Trascendió que, de venderse finalmente el Canal del Fútbol, el municipio exigiría de esos eventuales ingresos del club los dineros que deben ser restituidos a las arcas municipales.

 

El caso de Deportes Puerto Montt probablemente tenga ya un símil con la situación económica que por estos días atraviesa Deportes Valdivia, otra institución que, por alcanzar el título de Segunda División, fue “premiada” por la ANFP con el cobro del mismo abusivo “derecho de llaves” para militar en el profesionalismo.

 

La pregunta es: de ser imitada la conducta del municipio portomontino por otros municipios a lo largo y ancho del país, ¿con qué sorpresas se encontrarían? Seguramente verían con espanto (o a lo mejor no), que los ingentes recursos que les aportaron a los clubes Sociedades Anónimas para su Fútbol Joven fueron destinados a cualquier cosa, menos al desarrollo y crecimiento deportivo de los niños y jóvenes de las series inferiores.

 

El Agora

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar