El polémico historial del nuevo arquero de Colo Colo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por MR   
Lunes 19 de Junio de 2017 19:23

Agustín Orión llega al Cacique después de un tormentoso paso por Racing. El portero ha protagonizado una serie de conflictos durante su carrera. Aquí un repaso a algunos de ellos.

 

Fuente: La Tercera

 

 

 

Agustín Orión fue confirmado como refuerzo de Colo Colo por los próximos 18 meses. El arquero argentino llega a Chile, arrastrando un largo y polémico historial de conflictos en los clubes donde ha estado. Sin ir más lejos, su salida de Racing, su último club, se produjo luego de que terminara enfrentado con el técnico Diego Cocca, quien lo borró de la titularidad, por considerar que transmitía inseguridad en la cancha.

Pero esta división está lejos de ser la única en la vida del portero. En 2006 golpeó a un guardia de seguridad durante un partido entre San Lorenzo y Gimnasia de La Plata.

En 2008, el arquero concurrió a ver un partido del equipo del que es hincha, Midland, contra Berazategui. Al anotar un gol este último conjunto, los hinchas le gritaron el tanto en la cara. El guardavallas no aceptó tamaña afrenta y fue a repartir golpes, siendo contenido por sus acompañantes.

Ese mismo año, defendiendo a San Lorenzo, amenazó a Radamel Falcao García luego de que este chocara con él en una jugada fortuita. “La próxima te arruino. Lo arruino, me tiene podrido. Lo mando al hospital. ¿Escuchaste? Te mando al hospital”, fue lo que le manifestó al colombiano.

También en 2008, en mayo, Orión fue protagonista de una dura polémica en el vestuario del Ciclón. Un día antes de jugar los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Liga de Quito, Emiliano Díaz, jugador del equipo e hijo del DT Ramón Díaz, reclamó su parte en la repartición de premios del plantel. El guardavallas le respondió que como no había jugado ningún partido no le correspondía recibir el dinero. El técnico quiso interceder a favor de su retoño, pero el portero se negó a la petición. Luego, San Lorenzo quedó eliminado por culpa de un grosero error suyo.

En 2013, el arquero sí mandó a un colega al hospital. Fue a su compañero Leandro Paredes, en un entrenamiento cuando vestía los colores de Boca Juniors. Esa vez Orión le rompió los ligamentos del tobillo izquierdo, todo porque le molestó que ensayara algunos lujos y amagues antes de definir. El ahora volante de la Roma era íntimo amigo de Juan Román Riquelme, su antagonista en el camarín xeneize. De hecho, el nuevo refuerzo de Colo Colo siempre fue sindicado como un “limpiador” de riquelmistas en el vestuario, dada su amistad con Daniel Angelici, timonel del club.

Al año siguiente, se fue a los golpes con Pablo Ledesma, quien días antes había insinuado que Orión había ventilado asuntos privados del camarín. “No puedo explayarme, pero sucedió algo que no me gustó y creo que hice lo correcto”, expresaría el arquero, tiempo después.

En febrero de 2015, Boca enfrentó a Palestino en La Bombonera, y al final del partido Cristian Erbes cambió camiseta con el chileno César Valenzuela. Hasta ahí todo bien. Sin embargo, Orión se metió en el medio e intentó obligar -sin éxito- al volante árabe a devolver la camiseta, pues éstas iban dirigidas a los integrantes de la barra xeneize.

En marzo de ese año, el arquero vuelve a la palestra después de entrarle violentamente al delantero uruguayo Carlos Bueno. El resultado de la acción provocó que el ex jugador de la U y la UC sufriera una fractura de tibia y peroné. Por la acción, sólo recibió cuatro fechas de castigo.

Si había alguna duda de los vínculos de Agustín Orión con la hinchada de Boca, esto quedó en evidencia en el Superclásico ante River por la Copa Libertadores 2015. El partido se suspendió luego de que hinchas lanzaran gas pimienta a los jugadores del cuadro millonario. A pesar de la conmoción y de la gravedad del hecho, el arquero obliga a sus compañeros a despedirse de la barra.

Mostrando Orion (1).jpg

 


 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar