BN Colo Colo y el CIRCULO VICIOSO PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Jorge Vergara N.   
Domingo 15 de Enero de 2012 21:48

Para saber cual o cuáles son las razones, hagamos un primer análisis desde el advenimiento de la declaratoria de quiebra del club, hecho irregular e ilegalmente, la gestión de los administradores del club, primero los síndicos Saffie, Jamarne y Aguayo, posteriormente  -luego de la solución de la corredora LarraínVial- los inversores ByN con Varela, RuizTagle, Mackenna y ahora Levy a la cabeza, echaron mano a lo mas liquidable de Colo Colo para recuperar lo invertido rapidito, y sostener con flujos económicos del club la operación del mismo.

 

 

 

Es así como a partir de la gran vertiente de nuevos valores de Colo Colo, generados en las administraciones ad honorem del club (principalmente entre 1986 al 2000), los regentes de BN transfirieron a todos los jugadores más importantes del club, generando una cantidad significativa de recursos, la cual fue incrementada con las transferencias de jugadores no nacidos en el club, y que a través de la compra -algo turbia- de porcentajes, complementó los recursos necesarios para la continuidad de la concesión.


¿En que se invirtió y gastó estos casi 50 millones de dólares? – Generados por la venta de jugadores-, Difícil saber el detalle pero los accionistas se declaran más que satisfechos, otra parte importante ha servido para cubrir los siempre deficitarios gastos de la operación de un club, que ahora luego de la Ley de las SADP no tiene otras ramas, escuelas de fútbol gratuitas y manejo de filiales. Extrañamente, después de sacarse esa pesada mochila del CSD., la concesionaria BN el 2010 perdió en el ejercicio más de 6 millones de dólares y pronto sabremos cuanto perdió el pasado 2011.


El club invirtió durante el mismo período 15 millones de dólares aproximadamente en compra de jugadores. Por lo tanto de la simple suma y resta, podemos concluir que si se vendieron jugadores por casi 50 millones y se compraron por 15 ó 20 millones, vamos involucionando en forma sostenida. Si a lo anterior sumamos el hecho de que no hay una verdadera convicción en el trabajo de las divisiones menores, no hay una política definida sobre el tema y más aun, si comprobamos como hoy en día en cadetes pululan mas agentes y veedores de particulares que profesores o formadores de talentos con arraigo y fieles al club. Entonces concluiremos q estamos acercándonos rápidamente a una descapitalización grave en esta señera institución que tanto amamos. La perdida de arraigo popular por el mal manejo institucional de BN con responsabilidad directa, es un costo aún no cuantificado y en donde la gente de Colo Colo sabe que existe el mayor deterioro y que la prensa comprometida soslaya mafiosamente.


Los fenómenos de desaparición y pérdida de liderazgos históricos de ciertos clubes de futbol, pueden primero amargar a sus seguidores y después amagar su permanencia como club en el tiempo.

 

Las cacareadas inversiones, como las aplicadas en Colo Colo el año recién pasado donde compra jugadores por US 6.000.000.- para entender el ejercicio deben ser comparadas con las ventas que hizo el club en el mismo periodo y estas superaron los US 12.000.000.- es decir, vendió el doble de lo que se invirtió. Entonces, cuando nos preguntamos todos que ¿Cuál es la principal causa de nuestro despotenciamineto?, aquí hay un punto muy revelante a analizar.

 

Sumando a lo anterior, hay elementos que complican la gestión tales como, desacuerdos en la elección de cuerpo técnico, intromisión excesiva de agentes de jugadores en la conformación de los planteles, equivocación en el perfil de los jugadores elegidos, falta de conocimiento de las cúpulas directivas del club, nula identificación de los mismos con la identidad social y popular de Colo-Colo, cambios accionarios poco transparentes que generan irritación  en sus seguidores, relaciones de concomitancia con factores cuestionables del club, ANFP, un CSD que  se comporta como murga en la defensa de los socios históricos del club, una base social abandonada y reemplazada por potenciales clientes que destrozan el arraigo colocolino y otras presiones sobre los medios de comunicación para evitar cuestionamientos y críticas a sus gestiones, etc.

Como es simple observar, son demasiados los vectores que están afectando el atinado funcionamiento de Colo Colo y la solución en el esquema actual se hace cada día más difícil.

 

De  ahí entonces que podemos concluir que el club más popular de Chile está inmerso en un verdadero circulo vicioso, que solo la unidad colocolina podrá terminar para instaurar esa democracia de sus bases que nunca debió perder.

Última actualización el Sábado 05 de Mayo de 2012 01:14
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar