Doctor Orozco y Dragicevic muestran tarjeta roja: "Están matando al fútbol" PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Jorge Vergara N.   
Domingo 11 de Septiembre de 2011 00:36

Tiempo hacía que no salían a la cancha para hablar del fútbol chileno. Ayer irreconciliables, hoy buenos amigos que hasta comen juntos. Dicen que representan la historia de un deporte que vivía de las pasiones y los sentimientos, y no del lucro, y donde el valor de la camiseta no se transaba en la bolsa.

 

 

 

Escrtio Por: Cristián Bustos y Juan Pablo Baquedano  DIARIO LA SEGUNDA

 

Si hay algo que no resulta difícil en el periodismo es hacer presentaciones de personajes que no necesitan ser presentados. Tales son los casos del doctor René Orozco y del empresario Peter Dragicevic, quienes como ex presidentes de la Universidad de Chile y Colo Colo, respectivamente, miran hoy el acontecer del fútbol nacional desde la marquesina de sus casas.

Y, quizás, por lo mismo es que se permiten hablar sin censuras y sin cálculo alguno, porque -aseguran- ninguno de los dos volvería a ser dirigente deportivo. El doctor Orozco fue presidente de la "U" desde 1991 al 2004 y Dragicevic en dos tandas: 1986-1991 y 1994-2001. A pesar del tiempo transcurrido cuentan que si van a La Vega, los veguinos les regalan frutas y verduras, porque aún son recordados por el pueblo.

-R.O .: Una vez me propusieron una candidatura política. Yo les dije: para meterme en política y conocer cosas sucias, ya conozco el fútbol. Después de haber salido del fútbol y haber visto la arremetida de órganos del Estado en forma absolutamente irregular y después de que mis compañeros de directorio contrataran a "Súperman" Vargas, luego que me tratara de ladrón y sinvergüenza... En ese ambiente, el fútbol no nos merece.

-P.D .: Cumplí una etapa. Hoy las nuevas generaciones pueden intentar recuperar el espíritu de Colo Colo. He hablado con muchos de ellos y veo una buena actitud, de amor y cariño hacia el club y pienso que sí hay gente capacitada. Yo pertenezco al pasado y a la historia del club.

-¿Queda la impresión de que para ambos fue una triste experiencia?

-R.O. : Cuando me ofrecieron ser presidente de la "U" se debían 2 mil millones y había puros desastres deportivos. Ya habíamos perdido el canal, nos habían quitado las sedes de todo Chile y quedamos reducidos a Santiago. El fútbol era la única manera de llegar a todo el país con fervor y defendiendo los valores de la Universidad de Chile que representan a todo el pueblo chileno.

-P.D .: Hay pena. Colo Colo es un club que ha perdido gran parte de su valor institucional. El dinero se ha hecho dueño de todo, de los valores y los sueños. El fútbol está viviendo una etapa triste, porque si había algo emblemático en este país eran sus tres clubes grandes. Esa identificación se ha roto por un manejo que siempre está apuntando al lucro. Aquí se trató de privatizar todo, hasta el sentimiento.

Las sociedades anónimas

-Las sociedades anónimas deportivas fueron consecuencia de la mala administración de los clubes que presidieron...

-R.O .: Para mí la educación no se mide en términos de pérdida o ganancia. El objetivo de tomarse los clubes era transformar el concepto del deporte, y también aprovechar ese poder, pero no económicamente, porque no van a ganar mucha plata en el fútbol, no son tontos, sino alcanzando poder político que les interesa más.

-P.D.: Cuando viene esta ofensiva por apropiarse de los clubes de fútbol existía una verdadera adoración del concepto de sociedad anónima. La solución de todos los problemas pasaba por ellas. Que eran transparentes, ganadoras, fiscalizadas. George Garcelon, el primer gerente general de Blanco y Negro, dijo que Colo Colo sería el "Barcelona" y prometieron ganar la Copa Libertadores... El tiempo se ha ido encargando de demostrar que las S.A. son un producto de esta economía de mercado, en la que no existe el concepto solidario.

-Políticamente no les ha redituado mucho a los inversionistas, cosa de ver las encuestas...

- R.O.: Al Presidente de la República, que es de la Católica, lo vimos hasta con la camiseta de Wanderers, pero como salió elegido el almirante Arancibia, se compró Colo Colo. Después aparecieron compradores en Colo Colo que nadie conocía. En la Universidad de Chile había gente que tenía interés con quedarse con el club -como la UDI-. A los hinchas se les quitó una razón de vida. Nunca han entendido que el deporte es una actividad social, no económica, y que requiere políticas deportivas.

-P.D .: ¿Qué segmento de la población es empresario e industrial? ¿El cinco por ciento? El resto de Chile habla otro idioma. No le interesa si Colo Colo gana o pierde o plata. Con las sociedades anónimas se comenzó a decir que cuando invierten, si les va mal pierden su plata, pero lo que no dicen es qué pasa cuando se gana. Hicieron ver que si nosotros perdíamos plata, las perdía Moya o la robábamos, aun cuando no se comprobó nunca nada pese a las infinitas investigaciones.

-R.O.: La "U" la compraron en 6 millones de dólares; es decir, dos jugadores. Cuando el balance estaba en cifras rojas, vendieron a Osvaldo González, Estrada, Montillo y Olivera. No les importó lo que pensaba el hincha y desarmaron el plantel. Con esos millones pagaron lo que debían y el resto al bolsillo. Al año siguiente anuncian una inversión de 3 millones de dólares en jugadores, y resulta que era la plata que estaba adentro.

-P.D .: Hoy se está acorralando a las pocas corporaciones y asociaciones sin fines de lucro ¿Acaso tiene que desaparecer el Hogar de Cristo porque persigue un fin más allá del lucro? En nuestra época nadie se interesó por el fútbol. Cuando yo asumí en 1986, la Asociación Central de Fútbol nos tenía asignado un sueldo a los tres grandes, no recibíamos borderó. No teníamos plata para pagar la lavandería ni la luz y nadie se interesó en el fútbol por ser de una pobreza franciscana. Años después reciben a un club con su estadio terminado, iluminado y campeón de la Copa Libertadores. Sacamos esa camada de jugadores como Fernández, Vidal, Bravo, Valdivia, Fierro, Jorquera, los vendieron a todos. Hoy hemos pasado a ser de socios e hinchas a ser clientes.

Sobre sus administraciones...

-¿No reconocen que en sus tiempos se pagaron sueldos irracionales?

-R.O.: Me explico: el enojo que tuve con Marcelo Salas fue porque trajimos a River Plate como parte de la venta. River pagó US$2,7 millones por el jugador y US$300 mil al venir gratis a jugar. A Canal 13 le vendimos ese partido en US$500 mil. Salas dijo que no jugaba cobrando aparte US$50 mil. Le dije que tenía que jugar porque estaba en el contrato. Me respondió entro y a los cinco minutos me hago el lesionado y salgo. Textual. Peores tonteras ha hecho Azul Azul al vender jugadores a mitad del campeonato, porque los que vienen de ser campeones valen el doble.

-P.D.: Sí, pero teníamos al capitán de la selección argentina Marcelo Espina, estaban el Leo Rodríguez, Sergio Vargas, Gorosito, Acosta. Había jerarquía y no como hoy con jugadores que ni los clubes argentinos de segundo nivel los contratan. Lo peor de todo es que el Canal de Fútbol, que es para los empresarios la solución de todo, es hoy el competidor número uno del fútbol en las canchas. La esencia es el público en los estadios.

-Lo que no justifica gastar más de lo que se tiene...

-R.O .: Los tiempos nos son comparables, nosotros defendíamos valores, en cambio ahora defienden la plata y la influencia política y del poder. Insisto, están usando a los clubes para promocionarse políticamente, además de ser un negocio y con eso están matando el fútbol, porque sólo les importa la plata y no la gente que va a los estadios del ya escasísimo público que va a los estadios. Otra de las causas que está matando al fútbol es que traen jugadores de tercer nivel. En el mundo está pasando algo similar. En España ya no hay competencia para el Real Madrid y el Barcelona. Aquí es Colo Colo, la "U" y la Católica. Hay una selección de jugadores que pertenecen a una élite económica. El deporte murió en su esencia, porque se supone que en el deporte cualquiera puede tener la posibilidad de ganarle al otro, eso es competencia. O sea, una destrucción de la actividad por plata. Igual que en la educación, los que quieren lucrar reciben a cualquiera que pague o firme los pagarés y las otras universidades reciben a los mejores puntajes.

-P.D.: La realidad es radicalmente diferente a nosotros que lo hacíamos porque era una extensión de nuestras pasiones. Entendíamos que era una gran plataforma social. Colo Colo era un canal de expresión de la gente, era un bien social. Hoy los dirigentes han llegado con otro propósito, me imagino que es estar en un negocio que esperan que rente, no le veo otra meta. A menos que para algunos sea una plataforma para darse a conocer públicamente. Los actuales dirigentes pueden ser profesionales exitosos en otras áreas, pero no entendieron a Colo Colo, la "U" y la Católica, sobre el respeto al arraigo popular. A la gente no le interesa ver a sus figuras vendidas de inmediato. Mira lo que pasó con Diego Rubio, jugó tres partidos y se fue. Cuando eres empresario y ves el fútbol como un negocio, son otros los parámetros de medición y lo estás matando. Yo no creo en las sociedades anónimas en el fútbol. Nó sólo porque creo que es un mal negocio. Creen que haciendo estadios habrá mejor deporte, si no hay una base social que nutra al deporte.

Mayne-Nicholls y Bielsa

-¿Qué opinan del período de Harold Mayne-Nicholls-Bielsa?

- R.O.: El es una buena persona, pero nunca debió ser presidente de la ANFP, porque era funcionario de la FIFA. En la asociación están los intereses comerciales y por eso los presidentes de la ANFP nunca se han desligado de la federación. Mayne-Nicholls no sé cómo pudo permitirle a un extranjero, como Bielsa, hacerle un desaire al Presidente de su patria y en la propia casa de Gobierno. Yo no soy piñerista, pero eso no es compatible con la dignidad mínima de un chileno. Eso marcó que Mayne-Nicholls era empleado de Bielsa. El pudo ser buen o mal entrenador, pero era nefasto para el fútbol chileno y llegó hasta donde mismo llegó Nelson Acosta.

- P.D.: Fue una oportunidad maravillosa para haberle dado un refresco al fútbol chileno. Era un lujo tener a uno de los 10 mejores técnicos del mundo y quizás nunca más llegue un entrenador de esa categoría. Pero también Mayne-Nicholls se equivocó, porque es funcionario FIFA y de repente apareció dirigiendo al fútbol chileno y enfrentado con los nuevos dueños de los clubes, quienes no estuvieron dispuestos a aceptarlo. De Jadue mejor ni hablar. Ya nada sorprende, falta que la Diana Bolocco llegue a la ANFP y hasta quizás lo haga mejor.

-¿Se clasifica a Brasil 2014?

-R.O.: Hay puestos claves en la Selección Chilena donde Borghi no tiene gente, como en el centro del ataque y en la creación. Valdivia es un jugador físicamente descartado que se distiende los músculos todos los días y que no puede jugar, tal como Pinilla, con el que no puedes contar. En el plano local hay sólo mozalbetes.

-P.D.: Va a ser muy complicado. Por un lado ha bajado Chile porque tiene un escasísimo plantel y hay rivales que han adquirido gran nivel como Colombia, Venezuela, Perú y para qué hablar de Uruguay. Está peleadísimo.

-¿Qué consejo le dan al fútbol?

-R.O .: El fútbol es una actividad social sin fines de lucro. A los dirigentes de la "U" les diría que si estuvieran en un momento pre-mortem, o confesándose, devolvieran el equipo a la Universidad de Chile para que recupere sus valores.

-P.D .: Les diría que si quieren a Colo Colo, que busquen negocio en otra parte y que, en un acto de grandeza y generosidad hacia la población de Chile, busquen la forma de entregarle el club a esa gente.

Última actualización el Domingo 11 de Septiembre de 2011 00:41
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar