Entrevista a Peter Dragicevic PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Jorge Vergara N.   
Lunes 29 de Noviembre de 2010 13:38

"Colo Colo es un negocio, pero un pésimo negocio"

El ex presidente de Colo Colo arremetió contra Blanco y Negro por la gestión que ha significado la salida de cinco técnicos antes de tiempo.

 

 

El ex presidente de Colo Colo, Peter Dragicevic se encuentra completamente retirado de la actividad, pero aún así sufre por el presente del club. Recogimos algunas de sus impresiones sobre la tan controvertida actualidad del club al que dirigiera por ocho años. Fiel a su estilo, Dragicevic dispara contra quienes, desde 2002, adquirieron el protagonismo de la administración del club pensando que era un buen negocio, algo que el ex timonel desmiente.

-¿Cómo ve la institucionalidad de Colo Colo?

-Hay un momento de gran confusión, hace rato que están errando en el diagnóstico y mientras tu equivoques el diagnóstico puedes creer que vas encontrando soluciones, pero no solucionas nada porque tú ya te volviste parte del problema.

-¿Y cuál es ese problema?

-El problema es el modelo de inversiones. Cuando tú inviertes poco obtienes malos resultados, tan simple como eso. Si se han vendido jugadores por unos cuarenta millones de dólares y se contratan por cinco, naturalmente que esto es proporcional. No existen los jugadores buenos baratos, el mercado del fútbol no tiene grandes secretos, todos van en busca de los mismos jugadores.

-Todo este cambio de técnicos, por otro lado, no hace otra cosa que agravar la situación, sólo queman fusibles. Esto no es un problema de técnico, sino que es un problema de políticas institucionales, de dónde quieres invertir, de dónde quieres cosechar el día de mañana.

-¿Los márgenes de utilidad de Blanco y Negro están siendo muy amplios?

-Lo peor del tema es que yo creo que ellos están perdiendo plata. El fútbol en Chile no es negocio, ni nunca lo ha sido. Entonces quienes se metieron en este tema pensando que iban a rentabilizar sus inversiones se equivocaron derechamente. Quienes se meten para ganar algo de notoriedad, que los conozca la gente no están tan perdidos y, en cierta medida, lo han logrado, pero los negociantes no tienen nada que hacer.

-Desde la generación de Fernández y Vidal, no se han promovido buenos juveniles. ¿Por qué?

-Es un poco odioso decirlo, pero esa fue una generación que nosotros capacitamos y formamos. No está resuelto el tema de las divisiones inferiores para Blanco y Negro, ellos no saben cómo formar jugadores. Yo creo que en el futuro este descuido le va a traer un montón de frustraciones al hincha colocolino, porque, si bien el hincha colocolino nunca ha visto al club como una inversión, esperaba con la llegada de las sociedades anónimas un salto cualitativo en todas las áreas y eso no se ha dado. De hecho, vilipendiadas administraciones anteriores tuvieron bastante más éxito que la de ahora.

-Está yendo menos gente al estadio y las entradas son más caras. ¿Por qué?

-El principal cáncer que tiene el fútbol chileno hoy es la televisión. El CDF es un competidor que se está sacando la plata de un bolsillo y poniéndola en el otro. Su negocio es que la gente no vaya al estadio, por la vía de la televisión están tratando de sustentar al fútbol, lo que es un error garrafal incluso desde la lógica televisiva. Si ellos quieren vender un espectáculo, deben preocuparse de que ese espectáculo sea atractivo y la cantidad de gente en las tribunas es parte fundamental en ese aspecto.

-¿Ve esperanzas para el hincha desilusionado con la gestión?

-Muy pocas, honestamente. Aquí de nuevo volvemos a la génesis de todo esto que es que no podían existir las corporaciones de derecho privado en el fútbol porque eran poco transparentes, por lo que fuera… todo eso se hizo para intervenir al fútbol. Se nos condenó a nosotros, pero se hizo de mala forma. A Colo Colo lo quebraron ex profeso. No hay razones técnicas ni económicas para justificar esa situación. Lo que se quería era privatizar… pero está bien, asumamos que esas son las reglas del juego y viviendo en este país a uno no le queda más que aceptarlo.

-Y si el negocio está siendo malo. ¿Por qué no se corrigen las políticas?

-Cuando uno se equivoca de esa manera tiene que aceptarlo y cambiar el norte, pero el fútbol de hoy es el baile de los mentirosos, tratando de hacer creer que estamos para mejores cosas de las que se merecen por el trabajo realizado. Es como para hacer un análisis sociológico lo que pasa en el fútbol. Como si eso fuera poco, además, echan a un técnico como Bielsa que era una luz de esperanza que podía marcar pauta y decirnos por qué lado era conveniente movernos. Todas las decisiones son equivocadas, error tras error, entonces yo no entiendo cómo gente inteligente que es la que encabeza los clubes no se da cuenta.

 

 

Última actualización el Viernes 17 de Junio de 2011 14:28
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar